28 dic. 2011

The GazettE - Leech


La pared de mármol 
está cubierta de suciedad.
El dolor de una paliza
no me liberará. 
La imperfección mostró su rostro
ahogada en la perfección.
Yo, que canto en negro;
yo, que pinto de negro.
El insulto que tantas veces
me destrozó el cráneo.

Haz realidad esa última escena que deseas,
con la guillotina como protagonista.
No acalles un error:
hazte responsable. 
No consigo encontrarte
porque no me doy cuenta
de que lo que muestras
es sólo la superficie.
Vendiendo falsificación de pensamiento,
te acercas sin la más mínima inquietud.

¿Puedes escuchar la cíclica 
canción del dolor, cariño?
(Quiero destrozarte la cara). 
Descifro la respuesta
reflejada en tus ojos
(quiero destrozar tu truco).
¿Puedes escuchar la cíclica 
canción del dolor, cariño?
(Quiero destrozar tu excusa).
El día negro no se disipará.
El juicio decidirá,
tu suerte se acabará algún día.
El odio es algo
correcto para ti.

Las culpas, lo que no hemos dicho
y lo que no hemos logrado desaparecen. 
Aunque el tiempo conduzca al olvido,
yo no olvidaré.

Eres igual que una sanguijuela
que chupa sangre para vivir.

Haz realidad esa última escena que deseas,
con la guillotina como protagonista.
No acalles un error:
hazte responsable. 
No consigo encontrarte
porque no me doy cuenta
de que lo que muestras
es sólo la superficie.
Vendiendo falsificación de pensamiento,
te acercas sin la más mínima inquietud.

¿Puedes escuchar la cíclica 
canción del dolor, cariño?
(Quiero destrozarte la cara). 
Descifro la respuesta
reflejada en tus ojos
(quiero destrozar tu truco).
¿Puedes escuchar la cíclica 
canción del dolor, cariño?
(Quiero destrozar tu excusa).
Mientras enterraba el día negro
en el sinsentido,
me sentí humillado.

El hermoso silencio flaquea
en torno a mi triste aspecto.
Incluso cerrar los ojos
es un pecado.
El juicio decidirá,
tu suerte se acabará algún día.
¿Puedes escuchar la cíclica 
canción del dolor, cariño?

Eres igual que una sanguijuela
que chupa sangre para vivir.

No hay comentarios: