14 oct. 2015

Serj Tankian - Occupied tears

Olvidé traerte rosas y,
cuando caíste al suelo,
supiste en qué pose colocarte:
pedías guerra.
¿Has olvidado el Muro?
Lo he predicho todo,
lo hemos predicho todo.

Holocausto, saboreas el gran miedo.
¿Cómo puedes vivir en la lágrima
de otro niño?

¿No lo sabéis?
¿No os importa?
¿No veis que es injusto?
¿Estamos ciegos? ¿No podemos ver?
¿No sangramos?

Débiles llantos por las extremidades perdidas;
mimos rodeados de minas,
sin nada que alerte del gran sacrificio.

Holocausto, saboreas el gran miedo.
¿Cómo puedes vivir en la lágrima
de otro niño?

¿No lo sabéis?
¿No os importa?
¿No veis que es injusto?
¿Estamos ciegos? ¿No podemos ver?
¿No nos humilla la desgracia?

Por supuesto que lo sabemos,
por supuesto que nos importa,
por supuesto que vemos que es injusto.
No estamos ciegos; sí, podemos ver:
es hora de acabar con esta desgracia.

Es hora de ir a la cama,
dejar de tragarnos los remordimientos,
arropar a los niños sin preocupación,
dejar de huir despavoridos.

No más bombas sobre nuestras cabezas,
no más sirenas que avisen de la muerte.
Sí, es bueno establecer una solución,
dejar de mirar a través del olvido.

Pedías guerra.
¿Has olvidado el Muro?
Lo he predicho todo,
lo hemos predicho todo.

Holocausto, saboreas el gran miedo.
¿Cómo puedes vivir en la lágrima
de otro niño?

¿No lo sabéis?
¿No os importa?
¿No veis que es injusto?
¿Estamos ciegos? ¿No podemos ver?
¿No sangramos?

Por supuesto que lo sabemos,
por supuesto que nos importa,
por supuesto que vemos que es injusto.
No estamos ciegos; sí, podemos ver:
es hora de acabar con esta desgracia.

No es extraño,
no es extraño.


*Según Serj, este tema trata del conflicto en Palestina, al tiempo que reflexiona sobre situaciones pasadas como el Holocausto.

No hay comentarios: