4 jun. 2016

Hozier - Take me to church


Mi amor tiene sentido del humor,
es aquella a la que le da la risa en los funerales
a pesar de que nota la reprobación de los demás.
Debería haberla adorado antes.

Si los Cielos hablaran al mundo,
ella sería su verdadera portavoz.
Cada domingo es más sombrío,
cada semana es un nuevo veneno.

"Nacimos enfermos", les oyes decir.

Mi iglesia no tiene verdades absolutas,
me dice: "La adoración se hace en el dormitorio".
El único Cielo al que llegaré
es cuando estoy a solas contigo.

Nací enfermo,
pero me encanta.
Que tu mandamiento sea mi bienestar.
Amén, amén, amén.

Llévame a la iglesia.
Como un perro me arrodillaré ante el altar de tus mentiras.
Te contaré mis pecados para que afiles tu cuchillo
y me ofrezcas esa muerte sin paz.
Buen Dios, deja que te entregue mi vida.

Si fuera un pagano de los viejos tiempos,
mi amante sería la luz del sol.
Para que la Diosa se quede a mi lado, 
me exige un sacrificio.

Vacía el mar,
busca algo brillante,
algo con sustancia como plato principal.
Qué caballo tan hermoso
ése que tienes en el establo.
Hay tantos creyentes que pasan hambre.

Parece apetitoso,
parece suficiente,
tengo tanta hambre.

Llévame a la iglesia.
Como un perro me arrodillaré ante el altar de tus mentiras.
Te contaré mis pecados para que afiles tu cuchillo
y me ofrezcas esa muerte sin paz.
Buen Dios, deja que te entregue mi vida.

Sin Jefes ni Reyes;
cuando el Ritual comienza,
no hay inocencia más dulce
que nuestro suave pecado.

En la locura y la tierra
de esa triste escena mundana;
sólo ahí soy humano,
sólo ahí estoy limpio.
Amén, amén, amén.

Llévame a la iglesia.
Como un perro me arrodillaré ante el altar de tus mentiras.
Te contaré mis pecados para que afiles tu cuchillo
y me ofrezcas esa muerte sin paz.
Buen Dios, deja que te entregue mi vida.

No hay comentarios: