1 dic. 2016

Hozier - Arsonist's lullabye


De niño, oía voces...
Algunas cantaban, otras gritaban.
Pronto descubres que tienes pocas opciones...
Aprendí que las voces morirían conmigo.

De niño, me sentaba durante horas
a observar el fuego del hogar.
Algo en él me inspiraba poder,
apenas podía apartar la mirada.

Todo cuanto tienes es tu fuego... 
y el lugar que debes alcanzar.
Jamás domines a tus demonios, 
mas llévalos siempre de la correa.

Cuando tenía 16, mis sentidos me engañaron,
pensé que tenía la ropa empapada en gasolina. 
Supe que algo siempre me controlaría...
Supe que el olor me pertenecía sólo a mí.

Todo cuanto tienes es tu fuego... 
y el lugar que debes alcanzar.
Jamás domines a tus demonios, 
mas llévalos siempre de la correa.

Cuando me hice hombre, creí que estaba acabado
al conocer el dolor perfecto del amor,
pero mi paz siempre ha dependido
de las cenizas cuando despierto.

Todo cuanto tienes es tu fuego... 
y el lugar que debes alcanzar.
Jamás domines a tus demonios, 
mas llévalos siempre de la correa.

No hay comentarios: