2 oct. 2008

the GazettE - Calm envy


Es como si me ahogara en el sonido de la lluvia que cae.
¿Esta promesa es el sueño de quién? ¿Para qué es este sueño?

Quiero verlo todo de ti. Quiero amarlo todo de ti.
Por favor, hazlo por mí.

Cuando nuestras manos están entrelazadas,
aparece esta fragancia desconocida procedente del otro.
Aunque puedo respirar con normalidad, de pronto parezco hacerme pedazos.
Si me pudieses amar más profundamente que sólo esas palabras
podría creer sólo en ti, por delante de mí.
En el pasado que se muestra de repente, las ocasiones en que nos tocábamos
no podían llenar el frágil vacío, que flotaba en las lágrimas.

Aunque encuentre comodidad en esta paz,
tú, que estás a mi lado, me destrozas desde el interior.

Quiero verlo todo de ti. Quiero amarlo todo de ti.
La respuesta se ahoga en una sonrisa.
No amas a la sombra de todos los días, cuando estaba perdida.
Cargamos con esos lazos que no puedo dejar que desaparezcan.

Aunque te escupa estas palabras, si pudieses amarme
podría creer sólo en ti, por delante de mí.
El pasado que se muestra de repente duele cada vez que me tocas.
Quiero amarte hasta mi propio vacío.
Porque no dejaré que te des cuenta de que me seco las lágrimas.
Delante de mí no hay nada que me haga reír.

No somos nosotros dos, ocultar esto significa el [adiós].
Cómo desearía estar los dos juntos llorando por este [adiós].
Más que pensar en ello, me gustaría que lo olvidases
y me dejaras en este espacio vacío.
No persigas los días pasados.

No dejes nada más que lo que ya has dejado.
[Al menos...]
Me aferro a este adiós, mientras me quedo dormido.
Y el débil calor desaparece como el tabaco.

Los días que no volverán, la persona que amé.

No hay comentarios: