30 ago. 2011

Gackt - Episode.0

Sí, yo soy el que les arrebata los sueños,
tiñendo mi espada de rojo
por cumplir mis ambiciones.
Vivimos en un mundo de guerras civiles*,
por eso me haré con la Tierra
sin importar qué tenga que sacrificar.

Nunca me involucré,
ni siquiera le mandé cartas a mi madre,
que esperaba en mi ciudad natal.
Cuando comprendí mi propia inmadurez,
mi cuerpo ya estaba cubierto de sangre.

Cicatrices de una cruel batalla:
nosotros somos los vencidos.
Para los derrotados ni siquiera existe
la salvación.
La lluvia cae sin compasión.

Nuestros sueños se esparcen
como rocío sobre nuestras tumbas.

Mientras me alejo, puedo percibir
una dulce y triste melodía.

Es como si una niña estuviera cantando,
su voz resuena clara como el cristal.

De pronto, las lágrimas brotaron en mis ojos,
los recuerdos del lugar en que nací emergieron.
Aquella voz me hizo comprender
que la paz es lo más importante.

Si me reencarno,
quiero ser, como esa niña que cantaba,
alguien que pueda salvar a la gente
con su canción.

Si pudiera aliviar la carga de alguien,
como ahora soy aliviado de la mía...


*Hace referencia al período Sengoku (1467-1568) de la historia japonesa, también conocido como período de los estados en guerra o de las guerras civiles.

No hay comentarios: