6 nov. 2011

Chihiro Onitsuka - Ibara no umi


Rezando, olvidando,
¿podré así traer el silencio
a este lugar?
Dejando ir, dejando permanecer...

Mientras me deslizaba por el suelo sigilosamente,
observé mi fuerza inútil,
esta cuerda incómoda,
arder y hacerse cenizas.

Para dar respuesta a tu banal oración,
camino sobre un mar de espinas
aunque no esté bien, no esté bien,
no esté bien...

En esta niebla adormilada,
esta versión joven e impetuosa de mí
ya no puede percibir sus sentidos.
Por favor, no me mires más.

Ahora, todo se vuelve puro
al tiempo que la oscuridad se expande.
Dicen que algún día cesará,
pero yo no me lo creo.

Para dar respuesta a tu banal oración,
camino sobre un mar de espinas
aunque no esté bien, no esté bien,
no esté bien...

Mientras me deslizaba por el suelo sigilosamente,
observé mi fuerza inútil,
como un mineral sin vida,
pisoteada bajo mis pies.

Un suave viento, un paisaje, una risa:
si los sujeto entre mis manos,
¿cuándo podré liberar mis sentimientos?

Para dar respuesta a tu banal oración,
camino sobre un mar de espinas
aunque no esté bien, no esté bien,
no esté bien...

Vístete con todas las flores del mundo
y desmáyate, una y otra vez,
aunque no esté bien, no esté bien,
no esté bien...
Ojalá lo escuches,
ojalá lo escuches.

No hay comentarios: