9 nov. 2012

THE ROOTLESS - Sayonara no mae ni


El aroma de la tierra lo impregna todo.
Intento mirar por encima del cielo,
pero los recuerdos que comparto contigo
todavía dan vueltas en mi mente.

La mañana de la despedida
llegó sin que me diera cuenta.
Estos sentimientos inevitables
se desbordan.

Los sentimientos pierden su significado
cuando no se expresan, ¿no te parece?
Pero no puedo ser honesto,
pues es ahora, demasiado tarde,
cuando por fin he comprendido que te quiero.

El adiós es el adiós,
aunque necesite tiempo para aceptarlo.
Creo que siempre estarás a mi lado,
creo que siempre me sonreirás.

No regresarás, no puedes regresar.
Los recuerdos me oprimen el pecho
y, observando el cielo rosado,
me digo a mí mismo: "Sé fuerte".

El viento amaina
mientas la soledad me atrapa.
Busco el sentido
de que nos hayamos conocido.

La flor cosmos* que sujetabas entonces,
la recuerdo todo el tiempo.
Espero que me explique por qué,
aunque tendría que haberlo comprendido antes.

Gracias, gracias,
ahora puedo decirlo de verdad,
pues sé que estas palabras te alcanzarán
antes de que el adiós sea definitivo.

Quiero volver a aquella época
en que andábamos siempre con prisas.
Observando el cielo rosado,
me digo a mí mismo: "Sé fuerte".

Estamos juntos,
caminando de vuelta a casa, como siempre.
Aquello que atesorábamos
parece haber desaparecido.
Ya no puedo decir que te quiero.

Gracias, gracias,
ahora puedo decirlo de verdad,
pues sé que estas palabras te alcanzarán
antes de que el adiós sea definitivo.

Quiero volver a aquella época
en que andábamos siempre con prisas.
Observando el cielo rosado,
me digo a mí mismo: "Sé fuerte".
Seamos fuertes los dos... 


*El cosmos es una flor propia de los países de Centroamérica. También se la conoce como mirasol.

No hay comentarios: