23 may. 2016

Sia - Fair game


Me aterras porque eres un hombre y no un muchacho,
tienes poder y no te puedo tratar como a un objeto.
Eres el camino que esta niña menos ha transitado,
ignoras el caos mientras yo intento controlar el mundo.
No me dejes, quédate aquí y asústame.
No me dejes, ven a enseñarme.
Dame todo lo que tienes, dame tu cartera y tu reloj,
dame a tu primogénito, dame el arco iris y el...

Vamos, rétame, toma las riendas y observa,
mira cómo trato de zafarme; pero tú eres lo que necesito.

Y nunca había jugado limpio,
siempre había tenido la mejor mano,
pero ¿de qué valen la inteligencia y la cobertura radial
si no puedo respetar a ningún hombre?
Oh, quiero jugar limpio,
quiero jugar limpio.

Me aterras; aún no nos hemos besado y ya he llorado,
te acercaste demasiado y empujé y empujé esperando que mordieras.
Pude correr y correr, y eso hice, pero entre el polvo.
Viste las marcas de mordeduras, no todas tuyas,
te había clavado en una historia que no me había funcionado,
en una historia de la que no podía escapar.
Así que vamos, sacúdeme, sacúdeme hasta que lo deje ir.
Me agotas, cariño, podríamos hacer el amor.

Vamos, rétame, toma las riendas y observa,
mira cómo trato de zafarme; pero tú eres lo que necesito.

Y nunca había jugado limpio,
siempre había tenido la mejor mano,
pero ¿de qué valen la inteligencia y la cobertura radial
si no puedo respetar a ningún hombre?
Oh, quiero jugar limpio,
quiero jugar limpio.

Y nunca había jugado limpio,
siempre había tenido la mejor mano,
pero ¿de qué valen la inteligencia y la cobertura radial
si no puedo respetar a ningún hombre?
Oh, quiero jugar limpio,
quiero jugar limpio.

No hay comentarios: