6 jul. 2011

Epica - The Divine Conspirancy

Nuestra pregunta es eterna,
el último descanso es la fuente de la vida,
y a ella os conduciremos*.

Jamás estarán en nuestra mano
todas las posibilidades para predecir lo venidero,
por eso recurrimos a las ilusiones,
que nos permiten pensar con libertad.

Al haber tenido
riqueza interior,
uno ya no intenta alcanzar
aquello que no va a conseguir
tras haber sido
capaz de ganar
por la necesidad de triunfar.

Debemos ser inocentes para vivir
la vida que hemos vivido durante tanto tiempo.
Debemos estar lo suficientemente ciegos
para vivir la vida que ahora vivimos.

Quien dispone de tu tiempo,
también dispone de tu mente.

Al haber tenido
riqueza interior,
uno ya no intenta alcanzar
aquello que no va a conseguir
tras haber sido
capaz de ganar
por la necesidad de triunfar.

Debemos ser inocentes para vivir
la vida que hemos vivido durante tanto tiempo.
Debemos estar lo suficientemente sordos
para vivir la vida que ahora vivimos.

Extiende las manos, toca el infinito.
La vida es sólo un recuerdo.
El tiempo ya no es la entidad
como lo era antes.

La Conspiración Divina
se abre a la realidad.
El tiempo no es la entidad,
como dice ser.

Al haber tenido
riqueza interior,
uno ya no intenta alcanzar
aquello que no va a conseguir
tras haber sido
capaz de ganar
por la necesidad de triunfar.

Debemos ser inocentes para vivir
la vida que hemos vivido durante tanto tiempo.
Debemos ser insensibles
para vivir la vida e ignorarlo todo.

Quien dispone de tu tiempo,
también dispone de tu mente.

Quien dispone de tu tiempo
-engáñanos a todos, estamos fuera de control-,
también dispone de tu mente
-ningún rastro lleva a este lugar-.

Extiende las manos, toca el infinito.
La vida es sólo un recuerdo.
El tiempo ya no es la entidad
como lo era antes.

La Conspiración Divina
se abre a la realidad.
El tiempo no es la entidad,
como dice ser.

Desesperadamente, todos
nos aferramos al último pedazo.
Tropezamos y caemos,
empieza la cuenta atrás para la muerte,
que lo curará todo.

Nunca alcanzaremos
nuestras capacidades, ya no.
No podemos expandir
nuestras fronteras.

Al haber tenido
riqueza interior,
uno ya no intenta alcanzar
aquello que no va a conseguir
tras haber sido
capaz de ganar
por la necesidad de triunfar.

Debemos ser inocentes para vivir
la vida que hemos vivido durante tanto tiempo.
Debemos ser insensibles a la vida
para darlo todo por sentado.

Extiende las manos, toca el infinito.
La vida es sólo un recuerdo.
El tiempo ya no es la entidad
como lo era antes.

La Conspiración Divina
se abre a la realidad.
El tiempo no es la entidad,
como dice ser.


*En latín en la letra original. Primero quiero aclarar que hace mucho tiempo que no estudio latín y no estoy segura de la traducción, y luego que tampoco me tiene demasiado sentido cómo está escrito y he intentado traducirlo de forma lógica.
**Para Isaac ^^